Go Back

Bizcocho de calabaza estilo Starbucks

Myddna
Esto está de muette
Tiempo de preparación 15 min
Tiempo de cocción 1 h 20 min
Tiempo total 1 h 35 min
Plato Desayuno, Postre, Tentempié
Cocina Americana
Raciones 10 raciones

Ingredientes
  

  • 300 g harina yo utilicé harina semiintegral, pero una harina de repostería básica sirve
  • 5 g mezcla de especias para tarta de calabaza o de manera más o menos equivalente 2 cucharaditas de canela, 1/2 de nuez moscada, una pizca de clavo
  • 5 g sal
  • 4 g levadura química polvos de hornear
  • 2 huevos
  • 425 g puré de calabaza asada
  • 1 cda jengibre fresco rallado
  • 120 g azúcar mas un poco extra para espolvorear
  • 170 g aceite de oliva suave
  • 1 puñado pipas de calabaza peladas para decorar

Elaboración paso a paso
 

  • Organizamos todos los ingredientes para tenerlos a mano, y vamos precalentando el horno a 160º. Engrasamos el molde y colocamos una tira de papel de horno cubriendo dos de los lados (como una hamaca) para luego poder extraer el bizcocho con más facilidad.
  • Mezclamos en un bol la harina, especias, levadura y sal.
  • Por otro lado batimos los huevos con el azúcar. Si les metemos más aire y batimos hasta que estén blanquitos saldrá un poco más esponjoso y menos denso como me ha quedado a mí hoy. Añadimos el puré de calabaza, el jengibre y el aceite.
  • Incorporamos la mezcla de la harina dentro de los ingredientes líquidos en dos veces, removiendo lo justo hasta que no veamos trozos de harina secos. La masa resultante es bastante densa.
  • La colocamos en el molde y aplanamos con ayuda de una espátula. Colocamos por encima las pipas de calabaza de manera generosa y terminamos con una cucharada más de azúcar por encima.
  • Cocemos durante 80 minutos. Probamos a pincharlo y, si el pincho sale limpio, retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla, desmoldando con ayuda del papel de horno una vez esté lo suficientemente frío como para manipularlo.

Notas

  • Este bizcocho está muy rico con café, con té o con tu bebida caliente favorita.
  • Si no tienes o no te apetece utilizar un molde de estilo plum cake, lo puedes hacer en un molde normal, o incluso en un molde de madalenas.
  • El bizcocho se puede cortar en rebanadas gorditas y congelarlo, para irlo sacando cuando nos apetezca. Con un calentón en la tostadora o en el microondas, listo para tomar (a mí me gusta más tibio).
Palabras clave capricho, otoño, te hace feliz