Bizcocho de calabaza (Starbucks style pero casero)

  • Myddna 

Seguimos en modo otoño a full por aquí. Ya era hora de traer el bizcocho de calabaza especiado, el símil del PSL pero en comestible en lugar de bebible.

A principios de mes encontré una bonita calabaza de tipo butternut (las alargadas de piel fina) y la asé para después congelarla una vez hecha puré.

Además de hacerme algún que otro Pumpkin Spice Latte casero, mi idea era reproducir (y mejorar, ya estábamos), el Pumpkin bread que unos días atrás había probado en el Starbucks. La idea era meterle más calabaza principalmente, porque en el bizcocho casi brillaba por su ausencia, y mejorar el tema de las especias que, aunque estaba bueno en conjunto, dejaba un regusto un poco polvoriento.

Bizcocho de calabaza con especias y pipas de calabaza enfriando en su rejilla
Mmmm… Pipas….

Ahí que me puse a investigar recetas (como siempre) hasta que dí con una bastante sencilla que me sirvió como base: El pumpkin bread de Molly Baz.

Si hay una cosa en que nunca voy a estar de acuerdo con los amigos de BA, es en la cantidad de sal y azúcar que le echan a todo. Yo creo que si Molly viera esto me tiraba por la ventana, pero lo cierto es que para mí tanta sal y azúcar es demasiado (sobre todo teniendo en cuenta que mi calabaza asada está seguramente mucho más dulce de base que la calabaza asada de lata).

No me enrollo más! Vamos al lío.

Ingredientes para un bizcocho de calabaza (para un molde tipo plum cake)

  • 300 g de harina (yo utilicé harina semiintegral, pero una harina de repostería básica sirve)
  • 5 g de mezcla de especias para tarta de calabaza (o de manera más o menos equivalente 2 cucharaditas de canela, 1/2 de nuez moscada, una pizca de clavo)
  • 5 g de sal
  • 4 g levadura química
  • 2 huevos
  • 425 g de puré de calabaza asada
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado
  • 120 g de azúcar, mas un poco extra para espolvorear
  • 170 g de aceite de oliva suave
  • 1 puñado de pipas de calabaza peladas, para decorar
Consigue tu bono de regalo para El Amasadero:
J9WLV73X
Harina de repostería
9TIN1MA8
Harina de fuerza
GWQCSF7H
Harina panadera integral

Además de llevarte tu harina gratis al introducir el código elegido en el carrito de la compra, si eres cliente nuevo a nosotras nos darán un regalillo. Más información sobre nuestras colaboraciones

Elaboración del bizcocho de calabaza

Organizamos todos los ingredientes para tenerlos a mano, y vamos precalentando el horno a 160º. Engrasamos el molde y colocamos una tira de papel de horno cubriendo dos de los lados (como una hamaca) para luego poder extraer el bizcocho con más facilidad.

Mezclamos en un bol la harina, especias, levadura y sal.

Por otro lado batimos los huevos con el azúcar. Si les metemos más aire y batimos hasta que estén blanquitos saldrá un poco más esponjoso y menos denso como me ha quedado a mí hoy. Añadimos el puré de calabaza, el jengibre y el aceite.

Incorporamos la mezcla de la harina dentro de los ingredientes líquidos en dos veces, removiendo lo justo hasta que no veamos trozos de harina secos. La masa resultante es bastante densa.

La colocamos en el molde y aplanamos con ayuda de una espátula. Colocamos por encima las pipas de calabaza de manera generosa y terminamos con una cucharada más de azúcar por encima.

Cocemos durante 80 minutos. Probamos a pincharlo y, si el pincho sale limpio, retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla, desmoldando con ayuda del papel de horno una vez esté lo suficientemente frío como para manipularlo.

Jugoso y naranja calabaza

Bonustrack

  • Este bizcocho está muy rico con café, con té o con tu bebida caliente favorita.
  • Si no tienes o no te apetece utilizar un molde de estilo plum cake, lo puedes hacer en un molde normal, o incluso en un molde de madalenas.
  • El bizcocho se puede cortar en rebanadas gorditas y congelarlo, para irlo sacando cuando nos apetezca. Con un calentón en la tostadora o en el microondas, listo para tomar (a mí me gusta más tibio).

Sobre Myddna

Desarrolladora web que ocupa sus ratos libres en asuntos aleatorios como coleccionar libretas por encima de sus posibilidades. Y en hacer madalenas. Y panes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.