Galletas con pistola

Categorías Recetas, Recetas dulces

Feliz lunes a todos! Mañana es San Patricio, patrón de los irlandeses, iba a hacer un brownie de cerveza negra pero no me ha dado tiempo (prometo quepondré la receta), peeero os traigo una de las recetas estrella de todos los tiempos. La de galletas de mantequilla. Generalmente las doy forma tras pasar la masa por el rodillo (hamo a mi rodillo) y después con cortadores de plástico o metal, pero no podía dejar pasar la oportunidad de probar la pistola que me regañaron mis cuñados por mi cumple.

IMG_20150302_214137781

(receta con meiking off y todo, lo nunca visto…)
  • Antes de empezar, hay que dar varios consejos sobre el hacer galletas: mejor tener varias bandejas de horno, así podréis ir poniendo las galletas que vayáis cortando.
  • Vigilad que la masa no se caliente demasiado, sino, las galletas se deformarán y además os costará trabajar la masa
  • Tampoco os paséis con el frío, si la masa se queda fría de la nevera mucho rato luego cuesta mogollón trabajarla.
  • No os estreseis.

Os doy la receta de galletas de mantequilla que uso normalmente, pero he de advertir que quizá necesitaría algo más de mantequilla para poder trabajar mejor con la pistola, pues costaba un poco que saliese al final.

Ingredientes (depende del tamaño de las galletas saldrán más o menos)

  • 250 g de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
  • 125 g de azúcar glass
  • Extracto de vainilla (o 15g de azúcar de vainilla) y otro sabor que le queráis poner.
  • 2 huevos L
  • 500 g de harina (aprox)

    Pistola
    (por si os preguntáis cómo es la pistola de repostería, las plaquitas redondas son para hacer al forma a las galletas)

Preparación:

  • (Aviso: es más fácil con una batidora de varillas o un robot de cocina tipo KA o una KA). Batimos la mantequilla (mejor cortadla en dados) hasta que se aclare, a continuación añadid el azúcar glass y dejad que se integre.
  • Después añadimos los huevos uno a uno (mejor abridlos en un bol aparte por si acaso, que son un producto algo delicado).
  • Cuando esté todo integrado añadimos el extracto de vainilla o el azúcar de vainilla junto con la mitad de la harina aprox.
  • Sacad el bol del robot de cocina o apagad las varillas en caso de que sean manuales y amasad con las manos, id añadiendo la harina poco a poco hasta que la masa no se pegue a los bordes del bol. De ahí lo de que la harina sea aprox, casi siempre le tengo que poned un poco más de 500g, pero vigilad echarla poco a poco para que la masa no se os desmigue y os queráis morir un poco.
  • Ahora, separad un trozo de masa y haced un cilindro que sea un poco más pequeño que la medida de la pistola, lo introducís dentro de ésta, seleccionad la plaquita y cerrad bien la pistola.
  • Poned la pistola sobre la bandeja del horno sin engrasar y sin papel (muy importante) y con la pistola perpendicular, disparáis sin miedo, si la placa tiene muchos agujeros, quizá necesitéis hacerlo dos veces, notaréis cómo se pega la masa, así que despegáis rápido y a por la siguiente, puede que al principio os cueste pero luego es bastante sencillo y divertido. Os aconsejo que al principio y hasta que no pilléis el truco a la masa, escojáis las placas con pocos agujeros.
  • Mientras tanto (siempre olvido esto) precalentad el horno a 180º (depende del horno) y luego meted las galletas unos 12 minutos hasta que los bordes estén dorados, vigilad si hacéis varias hornadas (que os tocará) porque las galletas necesitan menos tiempo para hacerse.

Cuesta un poco hacerlas, pero luego triunfaréis, garantizado.

Politóloga, lectora compulsiva, cocinera siempre a la caza de nuevas recetas, loca de los cómics, el rol y las cosas monas en general.

1 pensamiento en “Galletas con pistola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *