No dejéis que el glamour de mi cuenco de Star Wars os ciegue ante la magnificencia de esta ensalada de col americana (o coleslaw).

Confieso que a mí antes no me gustaba la col. Nada, ni ver… Pero eso fue antes de descubrir que de la única manera en que eso es apto para el consumo humano es cuando no está cocinada (o cuando no está completamente cocinada, como puede ser el caso del Okonomiyaki japonés, que también me gusta).

Continuar leyendo "Recetas por el mundo: Coleslaw (ensalada de col americana)"

Hace un tiempo ya que Pryrios estuvo de viaje de trabajo por Jordania y, en una de las veces, le invitaron a ir a cenar al desierto, donde hicieron una especie de guiso beduino.

Hicieron un fuego, calentaron grasa de cordero en una olla y cocinaron cordero con tomates y pimientos picantes, en su jugo, con nada más.

Después, con un pan plano (como una tortita muy fina, que a veces se puede encontrar por aquí como «pan libanés») se iba cogiendo de la olla y se acompañaba con yogur natural para bajar el picante.

Pues bien, ya van un par (o tres) de veces que reproducimos una versión más doméstica de este guiso. Es muy fácil y rápido, y en esta versión no necesitarás una hoguera, jeje.

Continuar leyendo "Recetas por el mundo: Guiso beduino del desierto"