Madre mía cómo pueden estar tan cansadas las personas? Menos mal que mañana libro porque sino… Este finde he estado muy liada porque venían unos amigos de Madrid al Salón del Manga de Barcelona y estuve con ellos el viernes, luego el sábado también fui porque tenía entrada de antes (las entradas se agotan, para los que no lo sepáis) y madrugué mucho y encima trabajé… Pero ha sido guay porque echaba de menos a mis amigos y lo pasamos genial, porque el sábado me disfracé por primera vez en mi vida (a la vejez viruela) y a la gente le gustaba mucho mi disfraz de alumna de Hufflepuff y hoy estoy hecha caldo (el sábado me moría por los rincones) pero sarna con gusto no pica, que dicen por ahí. Os iba a poner la receta de las magdalenas que les preparé… pero iba tan dormida que antes de hacer foto ya nos las habíamos comido así que me guardo la receta para otra ocasión que creo que nadie se me quejará si las vuelvo a hacer y también os iba a traer una receta que aprendí en un taller de cocina macrobiótica pero creo que le falta algún ingrediente porque me ha salido bastante sosa. Pero el quiche nunca falla, jamás de la vida.

Ingredientes (para 4 personas, 2 con mucha hambre)

  • 1 paquete de masa de hojaldre o masa brisa
  • 2 huevos
  • 1 brick (200ml) de nata, yo uso una cosa especial del Mercadona con aceites vegetales que debe ser lo mismo pero no me sabe tanto a nata y es más ligero
  • 100 g de bacon en taquitos
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 calabacín pequeño
  • Queso para gratinar al gusto

Preparación

  • Picamos bien la cebolla y el calabacín (ya pelado) y lo pochamos en una sartén a fuego suave hasta que la cebolla esté doradita, reservamos
  • Ponemos en una bandeja de horno la masa de hojaldre (o brisa) extendida y horneamos durante 10 minutos a 200º o hasta que la masa veais que se hincha
  • Mientras la masa se va preparando, batimos los huevos y mezclamos con la nata cuando ya estén bien batidos y añadimos el bacon y la verdurita picada
  • Cuando la masa ya haya subido, añadimos la mezcla de los huevos, la nata con el resto de ingredientes y añadimos queso por encima, horneamos durante 10 minutos más a 200º y finalmente gratinamos unos 5-10 minutos.
Politóloga, lectora compulsiva, cocinera siempre a la caza de nuevas recetas, loca de los cómics, el rol y las cosas monas en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *