Todas las semanas son la semana sin plástico

Categorías Opinión

El entorno en general no nos lo pone demasiado fácil. A veces no queda más remedio que comprar en el súper porque vamos mal de hora, y no nos dan opción a no utilizar las bolsas de plástico que son tan obligatorias y tan «necesarias», pero debemos esforzarnos de manera consciente por consumir menos plástico de un solo uso. Se consume un montón de manera innecesaria, y sinceramente es una mierda.

Desde Desvania os animamos desde este post conjunto a intentar varias maneras en las que podéis reducir el uso de los plásticos, no solo durante la pasada semana sin plástico, sino siempre.

Bolsas reutilizables para la compra

Evita pedir la bolsa de plástico para embolsar tu compra. Afortunadamente esto lleva varios años y está bastante establecido. Casi siempre cerca de los lineales de cajas hay bolsas reutilizables (plegables o de rafia). Llevar una pequeña en el bolso es una gran idea por si hay que hacer alguna compra imprevista.

Bolsas reutilizables para la fruta

En las dos fruterías a las que voy (una es una tiendecita y otra es un puesto del mercado) suelen utilizar de buen grado las bolsas reutilizables. Hay frutas y verduras con las que es más difícil, pero se pueden buscar alternativas si vamos a comprar con planificación. Por ejemplo, se puede llevar un tupper para las fresas que son más delicadas (y a poco que estén maduras lo pondrían todo perdido), o para las setas.  En todo caso, si no es posible utilizar las bolsas en la frutería a la que vayáis, al menos evitad comprarla en bandeja.

Pajitas de refrescos

Hay lugares en que ya no las utilizan, o las van sustituyendo por pajitas de cartón aptas para estar en contacto con alimentos, pero lo más normal es que si no pedimos un refresco sin ella nos venga de regalo. Tenemos varias alternativas: para casa y para llevar contigo, cada vez están más extendidas las pajitas de acero inoxidable (también están las comestibles :))

Té helado con su cañita de cartón
Té helado con su cañita de cartón

Botellas térmicas para llevar el agua al trabajo

Aunque algunos afortunados tienen fuentes de agua en su lugar de trabajo (si es así, llévate tu taza en lugar de utilizar vasitos de plástico), otros no. Las botellas térmicas te permiten llevar tu agua y además mantenerla a una temperatura agradable durante la jornada. Es otro cacharro a llevar con los tuppers, pero merece la pena (y además a la larga, ahorras).

Lleva tupper al trabajo

O dicho de otra forma, cocinad en casa y evitad, en la medida de lo posible, comprar platos preparados para los que no tengáis suerte y tengáis que comer en el trabajo (snif snif). Es muy cómodo comprar en ciertas cadenas la comida ya preparada o una ensalada en el supermercado, pero a la larga os va a salir caro: primero porque sale más barato si lo cocinas en casa (y más rico) y segundo porque los platos preparados van envueltos en plástico muy locamente.

Busca tu tienda a granel de confianza

O compra a granel siempre que puedas. En muchas puedes llevar tus tarros y compras la cantidad que necesitas, además que la calidad suele ser mejor (y el precio también). Hay más de las que pensamos. Si no, haced memoria y recordad ese puesto de legumbres del mercado o esa tienda pequeña tienda llena de sacos gigantes. Muchas son sólo de legumbres pero cada vez las hay de más productos.

Mejor envase de vidrio

Que a todos nos pilla el toro y hacemos la compra en el mismo sitio y no es el mercado. Siempre es mejor el envase de vidrio que una lata o una bandeja de poliespan y 3 metros de film transparente.

Pastillas de jabón

En casa nos hemos pasado a las pastillas de jabón sustituyendo al gel de baño. Hay de un montón de tipos y cunden mucho, además de que suelen llevar muchos . El próximo paso que nos hemos propuesto es probar los detergentes a granel (os iremos informando).

Bajemos el consumo de «guarrindongadas»

El otro día (lloré) pasé por el pasillo de las galletas y demás bollería. Si os fijáis, todos los productos van envasados una y dos veces. Pensad que si no compráis tanto o lo hacéis en casa coméis más sano y ayudáis al planeta.

 

Finalmente, si tienes alguna duda sobre si algún tipo de plástico o de envase concreto que tienes se puede o no reciclar una vez que ya no es útil, puedes preguntarle al Chatbot A.I.R.-E.

 

Desarrolladora web que ocupa sus ratos libres en asuntos aleatorios como coleccionar libretas por encima de sus posibilidades. Y en hacer madalenas. Y panes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.