Rollitos de primavera al horno

Había hambre o no se rompieron los rollitos? lo que ocurre a continuación te sorprenderá

Hola a todos! ¿Cómo ha ido la noche de San Juan? nosotros hicimos cena con amigo invisible incluído  (nadie se quedó sin regalo y todos salimos contentos, todo un éxito) y, para variar, hicimos toneladas de comida. Yo me vine arriba y me puse a hacer experimentos para después poneros por aquí la receta y porque tenía ganas de probarlos también! En las próximas semanas habrá más rollitos y bebida para que la ola de calor no nos mate a todos. Esta receta que os traigo es inspirada en un recetario infantil que me mandaron una vez por suscribirme a una página. La verdad es que es la única que me pareció medio normal porque el resto eran todo rebozados y fritos y encuentro que no es recomendable tanta fritanga para los niños, habiendo opciones mucho más sanas y sabrosas.

Esta receta es muy resultona, pero hay que tener cuidado con que el relleno no esté muy “húmedo” porque sino los rollitos estallarán en el horno como nos pasó a nosotras (pero vamos, que estaba bueno igual). Como siempre, podéis tunear la receta a vuestro gusto, sin carne o sólo con ternera; con champis o setas shitake… las opciones son infinitas! Yo quedé muy contenta con el resultado, la verdad.

Ingredientes:

  • 12 láminas de pasta brick
  • 200 g de col
  • 1 cebolla
  • 300 g de carne picada (yo usé 200 de ternera y 100 de cerdo, pero es al gusto)
  • 1 zanahoria grande
  • 1 chorrito de salsa de soja
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo.
  • Salsa agridulce para acompañar

Preparación:

  1. Con ayuda de una picadora o un robot de cocina, picamos todas las verduras hasta que queden en trozos muy chiquititos. También lo podemos hacer a mano. En ese caso, es mejor rallar la zanahoria en vez de picarla. En casa estrenamos el cortador de verduras que te hace espirales de calabacín y la verdad es que el resultado es estupendo, aunque luego hay que cortar la cebolla porque las tiras salen larguísimas.
  2. En una sartén, calentamos previamente el aceite de sésamo y después cocinamos durante un par de minutos la cebolla y la zanahoria, no hace falta que se hagan mucho porque la gracia es que estén crujientes.
  3. Es el momento de incorporar la carne, que si que nos interesa que se haga, y añadimos la salsa de soja. Cuando la carne haya soltado casi todos los jugos, echamos finalmente la col.
  4. Removemos bien todo durante un par de minutos más y retiramos del fuego. Si notáis que hay mucho líquido, coladlo porque sino los rollitos se desmontan.
  5. A continuación, ponemos sobre cada hoja un par de cucharadas generosas de relleno y enrollamos. Me dijeron que la mejor manera de sellar la masa es con mantequilla derretida, pero con los rollitos no me convencía la mezcla. Colocamos los rollitos en una bandeja de horno.
  6. Horneamos a 220º hasta que veamos que cambian de color (10-15 minutos).

 

Sobre Mery Weasley

Politóloga, lectora compulsiva, cocinera siempre a la caza de nuevas recetas, loca de los cómics, el rol y las cosas monas en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.