La tarta de hoy es la típica tarta que todo el mundo está aburrido de ver, pero que pocos hacemos. Al menos por mi entorno, es mucho más común ver la tarta de manzana de hojaldre (tradicionalmente mi tarta de cumpleaños, cuando la hace mi madre) que la versión americana, más bien parecida a una…Continuar leyendo “Recetas por el mundo: Apple Pie americana”

No es ningún secreto que yo pierdo el culo por los postres árabes en general, pero lo que es hacerlos ya me cuesta más. Supongo que el motivo es que, cuando me da la venada de hacer cosas, lo más probable es que no tenga a mano TODAS las especias, frutos secos y cosas que…Continuar leyendo “Recetas por el mundo: Mouhalabieh, flan de leche libanés”

Algo que está muy presente por Asia es el té helado con limón casero. El pasado Abril estuvimos por Singapur (viaje de noviooos, vivaa!), y una de nuestras mini aventuras consistió en comer en un hawkers (o mercado de comidas), en concreto el Maxwell Food Centre.

Ese día, me metí entre pecho y espalda dos tanques de este té (de sitios diferentes) y uno de café. El café era como beberse la gelatina de café del Kiku-Chan, literalmente. A pesar de que esa noche apenas pegué ojo por el nivel de teína/cafeína, NO ME ARREPIENTO DE NADA.

He estado dándole vueltas porque el té helado con limón que tomamos en Maxwell debía tener un ingrediente secreto que no conseguí identificar. El sirope con el que estaba endulzado tenían un regusto un poco floral, ¿Algo de lichis, quizás? No lo sé… el caso es que decidí probar a ver si podía elaborar un mejunje similar medio decente… y aquí tenéis el resultado. No sabe como aquél, pero es igual de refrescante 🙂

Continuar leyendo "Té helado con limón"