Pan de molde rápido

Categorías Panes, Recetas

El fin de semana pasado cogí un resfriado de los divertidos: los dos días del fin de semana hecha una piltrafa, ni experimentos panarras ni pasteleros ni nada de nada (quienes me siguen por tuiter sufrieron mi modo queja continuo, pobres).

Como resultado, el sábado estuve un buen rato viendo vídeos del señor David de Jorge (Robinfood) e Ibán Yarza. Al primero seguro que ya lo conocéis, que tiene un programa en la tele desde hace tiempo (como mínimo os sonará), y al segundo… pues igual no, pero en cuanto lo veáis una vez en acción (buscad por YouTube) os va a picar el gusanillo de hacer pan, pero de verdad. Finalmente, y viendo que no tenía pan para los almuerzos esta semana que está terminando, me lié la manta a la cabeza y entre el lunes y el martes hice mi primer pan: un pan de molde rápido, apto para manazas y que no requiere nada más que ganas de enfrentarse a lo desconocido y sobre todo, de comer pan.

Vamos allá, que el post viene cargado de fotos para celebrar mi incursión en lo desconocido.

La receta es la misma que aparece en el vídeo siguiente, sin inventicos ni nada. Como era un terreno nuevo para mi, me ceñí a las especificaciones exactas que dieron.

Ingredientes del pan de molde rápido

Para el prefermento

El prefermento no es más que parte de la masa realizada con antelación y dejada reposar durante un tiempo (en este caso en el frigorífico y 24 horas).

  • 300g de harina de trigo (normal de toda la vida)
  • 2g de levadura fresca (o un tercio si es de la levadura seca de panadería, pero nunca química)
  • 180g de agua
Personas, les presento al prefermento, PF para los amigos. PF, te presento a las personas.
Personas, les presento al prefermento, PF para los amigos. PF, te presento a las personas.

Para la masa final

  • Prefermento del día anterior, partido en trocitos para una mejor manipulación
  • 525g de harina de trigo
  • 265g de agua (a temperatura corporal)
  • 20g de levadura (o un tercio si es seca)
  • 14g de sal
El resto de los ingredientes listos y preparados. De fondo, la cocina del Caos, pero no la miréis mucho.
El resto de los ingredientes listos y preparados. De fondo, la cocina del Caos, pero no la miréis mucho.

Elaboración

Mezclamos todos los ingredientes y amasamos durante unos 10-15 minutos, suavemente pero sin desesperarse. Al principio será un poco agobiante porque se nos pegoteará toooodooo, pero no pasa nada porque conforme pase el tiempo la cosa se irá absorbiendo y suavizando, y eventualmente se nos despegará de las manos. ¿Cómo amasamos? Pues no es fácil de explicar, pero en el vídeo se ve perfectamente. El truco parece estar en que no hay que hacer fuerza, y hay que ir rotando la masa para que toda la bola quede uniformemente amasada. ¿A que no me he explicado? por eso decía que mirárais un vídeo, leches xD

No sé si fue en este vídeo que he insertado antes o en otro de la serie, pero Ibán en algún momento recomienda no echar toda el agua al principio, sino dejarse un culín por si la harina no la admite toda. En mi caso, que usé la harina normal de mercadona, la cantidad de agua fue insuficiente y eché un poquillo más.

En fin, una vez que tenemos una masa suave y elástica la dejamos reposar 10 minutos, engrasamos el molde con un poquito de aceite o usamos papel de horno para recubrirlo por dentro. No os fiéis de la “antiadherencia” a no ser que esté realmente comprobada, porque esto se pega como un demonio. Cortamos la masa en varias porciones (yo hice tres bolas para el molde y el resto lo convertí en un pseudo panecito redondo) y las colocamos en su sitio. En este momento tapamos la masa para que no se seque y la dejamos reposar alrededor de una hora.

El punto está cuando al hundir ligeramente el dedo en la masa, recupera poco a poco la forma original pero sin llegar del todo a ella.

Precalentamos el horno a 220º (al mío le cuestaaa….) con la bandeja de rejilla a un poco menos de media altura, calor arriba y abajo (la idea es que el pan quede en medio). Metemos nuestros hermosos y flamantes panes en potencia al horno durante 20-25 minutos. Si queréis que se dore por los lados que quedan cubiertos por el molde, lo sacáis de él y lo volvéis a colocar de lado sobre la rejilla. Si os va bien que quede más tierno, lo dejáis entre 5 y 8 minutitos más.

Y ya está!! Tened cuidado que quema, dejad que se enfríe y en cuanto podáis sin quemaros, liberad al pan de molde de su molde.

Devoradlo sin compasión!!! 😀

05 - Pan redondo
Este pan vio su final entre huevos fritos para cenar, todo un héroe.
Porcentaje del panadero para el pan de molde rápido
Harina 100% Agua 53,94% Levadura 7,72% Sal
PF Resto PF Resto PF Resto
300 525 180 265 2 20 14
36,36% 63,64% 21,82% 32,12% 0,70% 7,02% 4,91%

Total: 166,57%

Etiquetado
Desarrolladora web que ocupa sus ratos libres en asuntos aleatorios como coleccionar libretas por encima de sus posibilidades. Y en hacer madalenas. Y panes.

4 pensamientos en “Pan de molde rápido

  1. Mmmm, ya sé qué haré este fin de semana, se me ocurren miles de finales para este pan: tostadas, huevos fritos, sólo, con nutella o nocilla (el eterno debate). Me encanta ese programa, hacen cosas muy chulas y muy fáciles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *