Pan de plátano vegano

Categorías Recetas, Recetas dulces
Pan de plátano

Ya es vierrrnes! De cara a aprovechar el fin de semana, os traigo un pan de plátano vegano, que es una receta de aprovechamiento. Vamos a utilizar esos plátanos que se nos han quedado pochos durante la semana porque no nos los hemos comido…

¡Al turrón!

Pan de plátano vegetariano, es decir, que le gusta a Vegeta :P

Ingredientes

Inspirada en Banana Bread Vegan de That’s Vegetarian.

  • 2 tbsp. de semillas de lino trituradas (sustituye al huevo)
  • 3 tbsp. agua
  • 1 cucharada de café instantáneo
  • 4 plátanos pasadillos (o bananas si os gustan más)
  • 2 tbsp. de aceite de oliva suave
  • 1/4 cup de melaza (miel de caña, se podría sustituir por miel o sirpe de agave)
  • 1 cup de harina integral
  • 1 cup de harina normal
  • 1 tbsp de mezcla de especias (busca en esta página de Alma “Para el relleno”) o canela
  • 1/3 cup de azúcar
  • 1 tsp. de sal
  • 1 tbsp. de impulsor (levadura química)

Preparación

Por un lado, preparamos todos los ingredientes para tenerlos a mano.

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos y enharinamos nuestro molde. Yo he usado un molde de plum cake que tiene una historia de dejarme tirada, así que además le he colocado en el fondo un recorte de papel de horno sólo por si acaso el aceite y la harina no eran suficientes.

Mezclamos en el cuenco donde vayamos a hacer la mezcla final los ingredientes líquidos. Esto es: Agua, semillas de lino molidas (nos interesa mezclarlas aquí para que se hidraten y generen una papilla un poco gelatinosa), los plátanos previamente machacados con un tenedor, el aceite de oliva y la melaza. Removemos bien, en la amasadora o a mano, para que se integren todos los ingredientes y dejamos reposar mientras preparamos el resto.

Mezclamos por otro lado los ingredientes secos: Harina, azúcar, especias, sal, impulsor y el café instantáneo.

Incorporamos poco a poco los ingredientes secos a los líquidos mientras mezclamos hasta que tengamos una masa uniforme. No importa si el plátano no está hecho puré completamente, seguramente quedarán grumillos de fruta (aunque se podría pasar por la batidora de toda la vida para eliminarlos).

Una vez el horno haya alcanzado la temperatura, metemos la masa en nuestro molde y lo introducimos en el horno. Cocinamos entre 55 y 60 minutos hasta que al insertar una brocheta salga limpia. Si le hace falta más tiempo, pues más tiempo.

Una vez esté cocido, lo sacamos del horno y lo dejamos reposar 15 minutos en el molde. Desmoldamos y colocamos sobre una rejilla de enfriar, hasta que esté completamente frío.

¿Y esto cómo se come?

El plan de plátano va muy bien para desayunar, y pega con té, café… Se puede cortar y rebanadas y tostar en la tostadora para que esté todavía más rico 🙂

Si lo guardamos bien embolsado (o incluso congelado a rebanadas!) tendremos desayuno para toda la semana.

Desarrolladora web que ocupa sus ratos libres en asuntos aleatorios como coleccionar libretas por encima de sus posibilidades. Y en hacer madalenas. Y panes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *