Receta: Café Moka casero

Categorías Bebidas, Recetas

Aaahh… el café moka… con su espumita, su regusto chocolatero, su temperatura infierno… Lejos me quedaba la época en la que cada vez que entraba a un Il Cafe di Roma me pedía un Mokaccino, que viene a ser lo mismo pero con otro nombre.

La tarde del pasado 31 de diciembre volví a las andadas. Las integrantes de este blog estábamos sentadas en una cafetería muy cuca junto a un lago de mentirijilla en un centro comercial en el que hace un frío que pela, y yo me apunté el carro del Moka de la Srta. Weasley. Cuando el café chocolateado bajó de la mencionada temperatura infierno a una más bebible, lo probé y recordé…

... que estaba bueno el invento este, oyes...
… que estaba bueno el invento este, oyes…

Así que, dada la semana de frío siberiano que nos espera, os dejo aquí una recetilla rápida para hacer vuestro Moka casero, que seguro que os salva de más de una tarde de congelación. Más fácil que hacer la O con un canuto, que dice el abuelo, no tiene pérdida!

Ingredientes para un Moka casero

The game is on!
The game is on!
  • Café recién hecho al gusto, tanto sirve de cafetera italiana, como de Nespresso o similar
  • Media taza de leche
  • Un batidor o espumador de leche (si quieres espumita)
  • Azúcar
  • Chocolate a la taza
  • Más chocolate o canela para espolvorear (en este caso he usado cacao 100% de comercio justo :D)

Elaboración del café Moka

Hacemos el café a nuestro gusto, con un tercio de taza o un poco más ya sería suficiente. Disolvemos en él dos cucharaditas de chocolate a la taza (o doscientas, pero no garantizo que eso de buen resultado).

En este punto podemos agregar azúcar si lo vemos necesario. Si el cacao ya era azucarado y no sois muy dulceros igual no lo necesitáis. Yo no lo soy mucho y suelo poner una mini cucharadilla de azúcar moreno.

Calentamos bien la leche, pero sin llegar a hervir, que la idea es que la bebida resultante esté caliente. Si vamos a usar un batidor de mano para hacer la espuma (yo uso este), será mejor que la leche la tengamos en un recipiente alto en el que sobre espacio, ya que al espumar aumentará de volumen (esto igual era muy obvio pero yo por si acaso…)
¿Y cómo la espumamos? chanchan… para ello utilizaremos… ¡¡LA TÉCNICA SECRETA DE LA ESPUMITA!! (para los pobres que no tenemos un espumador de leche automático, sino que más bien lo tenemos automanual)

  1. Introducimos el batidor en la leche, al fondo, y le damos caña durante 15 segundos. La leche empezará a espumarse.
  2. Sin dejar de batir subimos la varilla hasta la mitad de la leche y seguimos durante unos 10-15 segundos más
  3. Finalmente subimos un poco más para batir durante otros 10-15 segundos más únicamente la parte de espuma que se ha generado, para conseguir una espuma densa y uniforme.

Espumando la leche con estilo

Ahora que ya conocéis la técnica secreta de la espuma de la leche, es hora de verter la leche poco a poco en la mezcla de café y cacao, de forma que lo último que va a caer es la espuma.

Opcionalmente, podemos decorar la maravillosa espuma que hemos creado con cacao en polvo o canela.

GUONDERFUL remedio contra el frío, MAI FRENDS.

 

Mira qué espumita tiene el Moka...
Mira qué espumita tiene el Moka…
Desarrolladora web que ocupa sus ratos libres en asuntos aleatorios como coleccionar libretas por encima de sus posibilidades. Y en hacer madalenas. Y panes.

2 pensamientos en “Receta: Café Moka casero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.