Granizado de naranja natural

Categorías Bebidas, Recetas

Esta semana no me he escaqueado y he preparado un delicioso granizado de naranja natural, una receta como diox manda, o incluso mejor, ya que es fresquita y se hace bastante rápido.

Granizados hay de todos los tipos y de todas partes, pero para este yo me he inspirado en varias recetas en italiano, ahí medio adivinando lo que escriben, porque yo de italiano mucho no entiendo. ¿Por qué? Pues muy sencillo: el fin de semana pasado estuve con Idranil y Mery en la ciudad donde viven y allí hay una heladería italiana que es de lo mejorsito, el Tutti Frutti. Me comí dos helados diferentes el mismo día, y probé un poco de un granizado de naranja tan bueno que me dije:

“Myddna, esto sabe a naranja de verdad, tienes que ser capaz de hacer algo similar para el blog el viernes próximo”

Y lo hice :D. Para esta receta no es necesario tener heladera.

Ingredientes (~1 litro de granizado de naranja natural)

Zumo-para-granizado-de-naranja

  • Cuatro naranjas maduras y un limón exprimidos (aproximadamente 500 ml de zumo en total, tuve que usar una lima medio fosilizada porque me había quedado sin limones :O)
  • La cáscara de una de las naranjas, o de una y media si no tienen demasiado aroma
  • 250 gr de azúcar blanca
  • 250 ml de agua

Elaboración

Lavamos bien las naranjas para eliminar en la medida de lo posible la cera que pueda tener la piel, ya que vamos a infusionar parte de la cáscara para extraer el máximo aroma posible de la fruta.

Quitamos con un pelador la cáscara de una o dos naranjas, intentando no llevarnos parte blanca, ya que es amarga y podría fastidiar el sabor.

Por otro lado, colocamos en un cazo a fuego medio-alto el agua y el azúcar, removiendo bien para que el azúcar se disuelva. Agregamos las pieles de naranja y una vez que empieza a burbujear bajamos el fuego a medio-bajo y lo dejamos como una media hora (es la misma técnica que utilizo para elaborar la limonada casera). Removemos de vez en cuando vigilando que no se queme.

Sirope-de-corteza-de-naranja

Mientras tanto, exprimimos todas las naranjas y colamos el zumo resultante. Podemos meter el zumo al frigo mientras se termina de hacer el jarabe de naranja.

Una vez que el jarabe está hecho, quitamos del fuego y retiramos con cuidado las peladuras de naranja. Dejamos enfriar un poco antes de continuar.

Después de unos diez minutos el sirope-jarabe de naranja ya habrá perdido parte del calor. Lo pasamos a un cuenco metálico y añadimos el zumo de naranja.

Todo-mezclado

En este punto podéis probarlo para ver si está demasiado dulce. Si lo estuviera, podéis rebajarlo con un poco más de zumo o con agua si el zumo está demasiado fuerte.

Ahora sólo falta la parte más larga de todas. Necesitaremos un recipiente con tapa que podamos sacar y meter del congelador con facilidad, ya que vamos a tener que realizar esta operación unas cuantas veces hasta que el granizado esté listo. Yo utilicé una tarrina vacía de helado que tenía guardada para algo así.

Pues eso, llenamos el recipiente con tapa de nuestra elección y lo metemos al congelador una media hora. Lo sacamos y removemos con un tenedor, rascando bien las paredes porque se habrán empezado a formar cristales, aunque probablemente muy pocos todavía.

Volvemos a meter otra media hora y repetimos la operación. El granizado se irá formando poco a poco, y nosotros le iremos molestando unas tres o cuatro veces para que no se formen cristales grandes. Una vez que tenga la consistencia adecuada, ya se puede servir.

Si se congelara demasiado o lo dejas de un día para otro, habría que sacar el granizado un rato antes para que se ablande y poderlo remover de nuevo.

Os aseguro que está muy bueno y sabe realmente a naranja. Vaaale, quizás no tanto como los del Tutti, pero yo diría que anda cerca.

Bonustrack: El semáforo

Si sois aventureros, podéis probar a hacer lo mismo pero con limón (granizado de limón) y fresa (para conseguir un granizado de fresa). Si juntáis una capa de granizado de limón, otra de naranja y otra de fresa, conseguiréis lo que se conoce en el famoso Tutti como un “Semáforo”. Chaaaaaan!

¿Os animáis a hacer vuestros propios granizados en casa para combatir el calor? 😀

Desarrolladora web que ocupa sus ratos libres en asuntos aleatorios como coleccionar libretas por encima de sus posibilidades. Y en hacer madalenas. Y panes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *