Bizcocho esponjoso de chocolate

Categorías Recetas, Recetas dulces

El bizcocho de chocolate es uno de los grandes clásicos dentro del mundo del bizcocho. Sin ir más lejos, en este blog tenemos ya unos pocos. Pero este que os traigo hoy todavía no estaba.

El bizcocho de chocolate de hoy es sumamente fácil, y además está muy bueno. Queda muy esponjoso, tierno, un poco húmedo y se deshace con facilidad. Es perfecto para comer a cucharadas directamente, ya que no es de los que te absorben la humedad del cuerpo y necesitas remojarlos con un té sí o sí. Aunque acompañado está de p. m. igualmente…

La receta (ligeramente modificada) proviene de esta página de la BBC. La conocí a través de Snapchat, viéndosela preparar a la señorita Bliurri, y aunque yo no soy muy chocolatera, me la apunté para hacerla en cuanto pudiera.

No me enrollo más, ¡Vamos a por la receta!

Ingredientes

Las cantidades que doy son las de la receta original (salvo azúcar, que está reducido). Da para dos bizcochos alargados o de 20cm de diámetro, así que si no sois muchos (o no excesivamente lamineros) es conveniente dividir la receta a la mitad.

  • 225 gr de harina de repostería o normal
  • 250 gr de azúcar (en este caso utilicé azúcar de caña rubio)
  • 85 gr de cacao puro 100% (el que más os guste, porque os aseguro que se nota el sabor)
  • 1 cdta y media de bicarbonato sódico
  • 1 cdta y media de levadura química
  • 2 huevos
  • 125 ml de aceite de oliva suave
  • 250 ml de leche (de cualquier tipo, puede ser leche vegetal)
  • 2 cdtas de extracto de vainilla (o el equivalente en pasta, o incluso natural)
  • 250 ml de agua hirviendo

Hay una cantidad absurda de líquido, ¿verdad? Es una de las cosas más curiosas de esta receta, pero es lo que hace que quede finalmente tan jugosa.

Bizcocho de chocolate esponjoso
Tan tierno que casi se deshace

Preparación

Precalentamos el horno a 180º sin aire (170º si lo vamos a hacer con aire) calor arriba y abajo. Aceitamos bien los moldes que vayamos a utilizar, sean los alargados o el redondo.

Colocamos en un bol todos los ingredientes a la vez excepto el agua hirviendo y los batimos bien hasta que quede una mezcla homogénea. Después, vamos agregando poco a poco el agua hirviendo hasta que esté bien integrada, un poco cada vez.

Vertemos con cuidado la masa en nuestros moldes y horneamos alrededor de 30 minutos.

Si vuestro bizcocho de chocolate queda más alto, tardará un poco más en hacerse del todo, así que es posible que lo tengáis que dejar 5 – 10 minutos más. La prueba de que está hecho es la clásica: con un palo de brocheta lo pinchamos por la parte más gorda, y si sale limpio es que ya está.

Apagamos el horno y lo dejamos enfriar dentro del molde sobre una rejilla unos 10 minutos. Después lo desmoldamos y dejamos que enfríe completamente antes de hincarle el diente.

Bonus track

Este bizcocho no sube de manera exagerada, pero un poco sí sube, tenedlo en cuenta a la hora de llenar el molde :D.

En este punto la masa estará muy líquida (más parecida a un chocolate a la taza que a la masa de un bizcocho) pero no os preocupéis porque ¡es así!.

Yo lo hago sin cobertura, pero si os gusta más chocolateado todavía podéis utilizar una mezcla de 200 gr de chocolate y 200ml de nata de montar y derretirlos juntos hasta lograr que el chocolate se derrita y se integre (sin llegar a hervir). También se puede espolvorear con azúcar glas o cubrir con una fina capa de una mermelada de melocotón, fresa…

 

Desarrolladora web que ocupa sus ratos libres en asuntos aleatorios como coleccionar libretas por encima de sus posibilidades. Y en hacer madalenas. Y panes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.