El hummus y el tahini son como el Gordo y el Flaco. Como Romeo y Julieta. Como Ramón y Cajal, como Ash y Pikachu (…)

Y los dos son rematadamente fáciles, aunque tienen su truqui.

Como decía Mery en el último post de la receta del Guacamole, «Vergüenza sobre nuestra vaca». Ya tenemos varias versiones de hummus pero ninguna es la básica.

¡Vamos a solucionarlo!

Continuar leyendo "Hummus (y tahini)"