Recetas por el mundo: Ghriba de sésamo

  • Myddna 

Las Ghriba son unas galletas de origen marroquí que tienen multitud de variantes, aunque tienen una cosa en común: la superficie azucarada y cuarteada que presentan por arriba.

Me llegó una cantidad bastante grande de sésamo marrón crudo y no tenía mucha idea de hacer con él, así que investigando vídeos y recetas diferentes, llegué a esta receta de Sesame Ghriba de Cookin with Alia que me pareció diferente y deliciosa.

La he probado y he adaptado alguna cosa, y el resultado lo tenéis aquí 🙂 ¡Están muy ricas! Pero cuidado con pasarse con el horno o se quedarán muy duras (que tampoco pasa nada, se mojan en el café o en el té y listo).

Ingredientes

Para la masa

  • 200 g de semillas de sésamo
  • 110 g de azúcar glas
  • 1/2 cdta impulsor (levadura tipo Royal)
  • 1 pizca de sal
  • 1/2 cda de miel
  • 1 cda de tahín (pasta de sésamo, opcional)
  • 1 huevo

Para la cobertura

  • Agua de azahar
  • 60 g de azúcar glas extra

Cómo hacer ghriba de sésamo (18-20 galletas)

Calentamos el horno a 170º.

Tostamos el sésamo en una sartén a fuego medio. Le costará en torno a 10 minutos, en los que tenemos que ir removiéndolo. El sésamo tostado sabe y huele diferente que cuando está crudo, así que dejaros una muestra para comprobar si ya ha cambiado para evitar pasarnos y que se queme.

El sésamo tostado hace ruiditos cuando lo sacas de la sarten «criscriscriscris»

Una vez tostado lo pasamos a un recipiente donde pueda enfriarse un poco. Mientras, vamos preparando el resto de ingredientes.

Metemos el sésamo tostado en una picadora (tipo procesador de alimentos o picadora de toda la vida) y lo molemos hasta que quede una pasta o polvo. Si estaba todavía caliente, quedará una pasta más húmeda que si lo dejamos enfriar por completo, ya que los aceites salen con más facilidad e hidratarán la masa. Si el sésamo picado no amalgama nada, añadimos la cucharada de tahín y continuamos.

Añadimos el azúcar, levadura y sal y picamos un poco más para integrarlo. Añadimos la miel y el huevo. En este punto podemos seguir a mano o darle un par de viajes más en la picadora si lo aguanta. La pasta se amalgamará y quedará bastante suave. Si en este punto todavía está caliente, dejamos la pasta reposar un poco para que se enfríe.

Ahora las formaremos. Para ello preparamos una bandeja con papel de horno o superficie equivalente. Ponemos en un plato el azúcar glas de la cobertura y en un cuenco pequeño un chorrito de agua de azahar.

El procedimiento es muy sencillo: untamos los dedos en el agua de azahar y nos mojamos las palmas de las manos. Con ayuda de una cuchara cogemos una porción de masa y hacemos una bola, de manera que queda recubierta de agua. Ahora rebozamos en el azúcar la bolita y la colocamos en la bandeja, aplastando ligeramente (mejor que quede gordita para que no se seque mucho en el horno).

Horneamos durante 10-15 minutos y dejamos enfriar en rejilla.

Ghriba de sésamo

Myddna
Galletas diferentes para acompañar el té o el café
Tiempo de preparación 20 min
Tiempo de cocción 15 min
Tiempo total 35 min
Plato Acompañamiento, Desayuno
Cocina Marroquí
Raciones 18 unidades

Herramientas

  • Picadora o procesador de alimentos
  • Horno

Ingredientes
  

Para la masa

  • 200 g semillas de sésamo
  • 110 g azúcar glas
  • 1/2 cdta impulsor levadura tipo Royal
  • 1 pizca sal
  • 1/2 cda miel
  • 1 cda tahín pasta de sésamo, opcional
  • 1 huevo

Para la cobertura

  • agua de azahar
  • 60 g azúcar glas

Elaboración paso a paso
 

  • Calentamos el horno a 170º.
  • Tostamos el sésamo en una sartén a fuego medio. Le costará en torno a 10 minutos, en los que tenemos que ir removiéndolo. El sésamo tostado sabe y huele diferente que cuando está crudo, así que dejaros una muestra para comprobar si ya ha cambiado para evitar pasarnos y que se queme.
  • Una vez tostado lo pasamos a un recipiente donde pueda enfriarse un poco. Mientras, vamos preparando el resto de ingredientes.
  • Metemos el sésamo tostado en una picadora (tipo procesador de alimentos o picadora de toda la vida) y lo molemos hasta que quede una pasta o polvo. Si estaba todavía caliente, quedará una pasta más húmeda que si lo dejamos enfriar por completo, ya que los aceites salen con más facilidad e hidratarán la masa. Si el sésamo picado no amalgama nada, añadimos la cucharada de tahín y continuamos.
  • Añadimos el azúcar, levadura y sal y picamos un poco más para integrarlo. Añadimos la miel y el huevo. En este punto podemos seguir a mano o darle un par de viajes más en la picadora si lo aguanta. La pasta se amalgamará y quedará bastante suave. Si en este punto todavía está caliente, dejamos la pasta reposar un poco para que se enfríe.
  • Ahora las formaremos. Para ello preparamos una bandeja con papel de horno o superficie equivalente. Ponemos en un plato el azúcar glas de la cobertura y en un cuenco pequeño un chorrito de agua de azahar.
  • El procedimiento es muy sencillo: untamos los dedos en el agua de azahar y nos mojamos las palmas de las manos. Con ayuda de una cuchara cogemos una porción de masa y hacemos una bola, de manera que queda recubierta de agua. Ahora rebozamos en el azúcar la bolita y la colocamos en la bandeja, aplastando ligeramente (mejor que quede gordita para que no se seque mucho en el horno).
  • Horneamos durante 10-15 minutos y dejamos enfriar en rejilla.
Palabras clave capricho, dulce, exótico

Sobre Myddna

Desarrolladora web que ocupa sus ratos libres en asuntos aleatorios como coleccionar libretas por encima de sus posibilidades. Y en hacer madalenas. Y panes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recipe Rating




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.