Chutney de Mango

  • Myddna 

El chutney de mango es una salsa alucinante que proviene de la India, dulce y picante a la vez. Va perfecta acompañando carnes, o incluso directamente untada en pan. Y era la candidata perfecta para utilizar un mango gigante que me había quedado huérfano tras no encontrar aguacates decentes.

La receta de hoy está adaptada de varias fuentes. Como veréis, en las medidas hay más bien poca precisión, y eso tiene un motivo: No he visto a ningún indio de la India usar medidas que no sean pizcas y puñaos.

Como últimamente estamos muy enganchados en casa al canal de Bon Appétit en YouTube, lo primero que he hecho ha sido buscar si tenían alguno, pero no (Priya, me has fallado). Lo siguiente que he encontrado han sido vídeos directamente en Hindi, y he llegado a las siguientes conclusiones:

  • La mayoría le ponen un quintal de azúcar (cosa que no es viable, y no creo que haga falta sobre todo si el mango está maduro, otra cosa es si fuera mango verde).
  • Cada uno le pone las especias que le parece (parte de las cuales no las reconozco, pero eso es normal… ¡están acostumbrados a usar muchísimas!)
  • Algunos utilizan la manzana como espesante adicional, lo que me parece buena idea.

Con eso y lo que tenía en el frigo, he acabado haciendo el chutney para acompañar las tristes pechugas a la plancha de mañana, que esperemos que se alegren un poco.

Ingredientes (para unas dos o tres raciones de acompañamiento)

  • Un chorrito de aceite
  • Un cuarto de cebolla
  • Una rodaja de jengibre fresco (aprox 2x2x0.5 cm)
  • Un mango bien hermoso (cuanto más maduro, más dulce sale el chutney)
  • Una cucharadita de polvo de curry (yo usé Sharwood’s)
  • Una pizca de pimienta negra
  • Medio chile seco
  • Una pizca de canela, clavo, nuez moscada (utilicé una cucharadita de la mezcla de especias americana del pastel de calabaza)
  • Medio vaso de zumo de manzana sin filtrar.

Disclaimer: al parecer debería llevar vinagre, pero no me di cuenta en mi investigación (vergüenza para mi vaca). De todos modos esta receta sale muy rica sin él. Si lo queréis probar, yo echaría un chorrito para darle un toque y ya.

Elaboración del chutney de mango

Picamos la cebolla, el mango y el jengibre (este último muy pequeñito) y los reservamos por separado.

En una sartén, ponemos un poco de aceite y empezamos a pochar la cebolla con la guindilla y el jengibre. En cuanto la guindilla se haya infusionado en el aceite, la sacamos.

Cuando la cebolla esté un poco blandita, echamos el resto de especias y el mango, añadimos un poco de sal. Removemos bien y finalmente añadimos el zumo. Seguimos cocinando a fuego medio removiendo de vez en cuando hasta que se convierta en una pasta con algún trozo de mango, que estará muy blandito.

Podemos envasarlo (se puede conservar como las mermeladas) o gastarlo al momento. Si no lo sellamos durará entre una y dos semanas en el frigo, pero no os lo puedo asegurar porque el que hice nos lo comimos todo antes de 24 horas.

Bonustrack: Cómo usar el chutney de mango

Mirad si es versátil que no paro de encontrar maneras de utilizarlo. Os dejo con una lista mientras me voy a por más mangos.

  • Acompañando carnes
  • Acompañando carnes con arroz (estilo curry)
  • Se puede añadir como complemento a cualquier receta de curry
  • Untado en pan, sólo o acompañado con una capa de queso crema
  • Acompañando a quesos a la plancha (estilo provolone) o halloumi
  • Como salsa en un bocadillo de salchichas tipo Frankfurt
  • En un sandwich de jamón y queso

Sobre Myddna

Desarrolladora web que ocupa sus ratos libres en asuntos aleatorios como coleccionar libretas por encima de sus posibilidades. Y en hacer madalenas. Y panes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.