Bizcocho de Zanahoria jugoso

Categorías Recetas, Recetas dulces

La receta de Bizcocho de Zanahoria de hoy viene motivada por las natillas de la semana pasada, ya que necesitaba aprovechar las claras de huevo sobrantes y no tenía ganas de hacer merengues (eso lo dejaremos para otra ocasión). También tenía unas cuantas zanahorias que gastar.

Después de mirar muchas recetas con zanahorias, acabé montando un Frankenstein de bizcocho de zanahoria diferente al Carrot Cake clásico que ya habíamos publicado. Ha salido muy rico, por cierto.

Ingredientes (molde redondo de 23 cm de diámetro)

  • 160 g de harina de trigo
  • 80 g de almidón de maíz (Maizena)
  • 120 g de azúcar de caña
  • 100 g de zanahoria (una zanahoria grandota)
  • 125 g de leche
  • 1 cs de zumo de limón
  • 135 g de aceite de oliva suave
  • 10 g de levadura de repostería
  • 150 g de claras de huevo (3 claras)

Cómo hacer bizcocho de zanahoria

Pelamos la zanahoria y la cortamos en rodajas. La ponemos en un cuenco y tapamos con un platillo, para cocinarla un poco en el microondas durante un minuto  y medio.

En una batidora, batimos la zanahoria cocida con la leche hasta que no se distingan los trocitos. Añadimos la cucharada de zumo de limón y dejamos reposar unos 15 minutos. La leche se cortará un poco por el limón: es normal y de hecho es la intención 🙂

Precalentamos el horno a 200ºC.

Mezclamos en un recipiente grande los ingredientes secos: harinas, azúcar y levadura. Después, añadimos el batido de zanahoria y el aceite. Mezclamos muy bien hasta tener una pasta densa y homogénea.

Por otro lado, montamos las claras a punto de nieve. Las añadimos a la mezcla anterior y las incorporamos bien con movimientos envolventes.

Engrasamos un molde (los redondos desmontables van bien, aunque sirve cualquiera, incluso papeles de magdalenas). Podemos poner un redondo de papel de horno en el fondo para evitar que se pegue por ahí.

Horneamos durante 45-50 minutos a 170º, hasta que al insertar un palillo salga limpio.

Una vez cocido lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar unos 10 miutos fuera. Se encogerá un poco. Desmoldamos, colocamos en un plato y dejamos enfriar completamente.

Bonustrack

  • Para evitar que se tueste demasiado por arriba, pondremos la bandeja del horno un punto o dos más abajo del punto medio, y si vemos que se oscurece demasiado hacia el final de la cocción, podemos poner una lámina de papel de aluminio por arriba, tapándolo.
  • Este bizcocho se puede congelar en porciones o guardarlo unos días a temperatura ambiente cubierto por una bolsa de congelar para evitar que se seque :).

Desarrolladora web que ocupa sus ratos libres en asuntos aleatorios como coleccionar libretas por encima de sus posibilidades. Y en hacer madalenas. Y panes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.