Pan de plátano con chips de chocolate

Categorías Recetas, Recetas dulces

Hola, desvanieros!

La receta de hoy es una versión diferente del pan de plátano que ya publicamos hace un tiempo (aunque aquél era vegano), inspirado en la receta que utiliza habitualmente @bliurblog (y que de vez en cuando enseña por sus redes sociales para dar hambre al personal xD).

Mi variación se debe a varios motivos: por un lado no podía utilizar miel porque tenía un comensal alérgico a ella (pobrecico) y por otro lado mi harina integral era la harina panadera integral ecológica de El Amasadero, con lo que igual el resultado era un poco demasiado denso si la utilizaba tal cual. Decidí mezclarla con la harina de repostería para que el resultado fuera más ligero.

Por cierto, está expresada en tazas / cucharadas / cucharaditas (cups / tablespoons / teaspoons), las medidas de volumen que utilizan recipientes para medir cantidades. Aunque no es difícil hacer la conversión (sólo hay que mirar aquí para poder empezar a hacer aproximaciones), actualmente están muy extendidos, pudiéndose encontrar incluso en los bazares o en los hipermercados habituales.

Así que… ¡vamos con la receta!

Ingredientes

  • 1 taza de harina integral (en mi caso fue harina panadera integral de El Amasadero)
  • 3/4 de taza de harina de repostería (harina floja)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 3/4 de taza de azúcar al gusto. Yo utilicé moscovado, endulza un poco menos pero tiene un saborcillo diferente.
  • 1/2 taza de gotas o virutas de chocolate (sustituible por frutos secos, por ejemplo)
  • 1/3 de taza de aceite de oliva suave. Preferiblemente virgen, pero si tiene un sabor muy fuerte mejor uno que sea suave o nos saldrá un bizcocho aceitunao.
  • 2 huevos
  • 2 plátanos maduros
  • 1/4 de taza de leche (de cualquier tipo).
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (o su equivalente de vainilla en pasta, o semillitas de vainilla)

Elaboración del pan de plátano

Precalentamos el horno (arriba y abajo) a 170º (160º si vamos con un horno de aire por la vida), con la rejilla dentro colocada un punto más abajo de la mitad. Engrasamos un molde alargado (el mío es de 30 x 10 cm).

En un recipiente y con un batidor de mano, mezclamos bien los ingredientes secos (excepto las gotas de chocolate, que son para el final): las harinas, sal, canela, bicarbonato y el azúcar.

En otro bol, esta vez grande, mezclamos y batimos hasta homogeneizar: el aceite de oliva, los huevos, los plátanos bien machacados con un tenedor, la leche y la vainilla.

Incorporamos los ingredientes secos a la mezcla líquida y removemos hasta que esté todo bien combinado. Según la harina que utilicemos, la masa podría quedar muy espesa. Basta con añadir un chorrito extra de leche para aligerarla.

Finalmente, incorporamos los chips de chocolate mezclando suavemente hasta que estén bien repartidos, colocamos en el molde y para dentro durante 50-60 minutos hasta que esté hecho y al introducir una brocheta salga limpia.

Ojocuidao, como siempre: ¡Si todavía no ha subido del todo es importante no abrir el horno, o se bajará y tendremos un bonito ladrillo con sabor a plátano y chocolate!

Dejamos reposar unos minutos dentro de su molde y lo sacamos con cuidado. Lo dejamos enfriar completamente sobre una rejilla. Una vez frío lo podemos guardar en una lata o dentro de una bolsa bien cerrada. Incluso congelarlo en porciones para ir sacando conforme queramos.

Bonustrack: Malditos y sensuales chips de chocolate

Ya sabemos que hacer una receta de manera normal no es mi estilo (y no tenía chips de chocolate a mano porque, la verdad, no los suelo utilizar). Una vez más, traté de complicarme la existencia haciéndolos yo misma.

Os adelanto la conclusión: Viven en el frigorífico porque no pude templar correctamente el chocolate. Os cuento aquí lo que hice Just for Science.

Por lo visto, para templar el chocolate necesitas sí o sí un termómetro adecuado (a no ser que seas un pro y con sólo verlo ya sepas si está en su punto o no). Para no alargarme, mi fuente para el intento fue este pequeño artículo de Le Cordon Bleu. De momento yo me añado a la wishlist uno para el futuro.

Cogí una cantidad X de chocolate de cobertura. Como era poquito añadí también lo que tenía de chocolate Y del 70%. Una vez partido en porciones, separé una parte como indican.

Desarrolladora web que ocupa sus ratos libres en asuntos aleatorios como coleccionar libretas por encima de sus posibilidades. Y en hacer madalenas. Y panes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *