Recetas por el mundo: Scones de otoño

  • Myddna 

Lo confieso. «Scones de otoño» es un eufemismo para «Scones de calabaza y las especias sospechosas habituales». Que ahí está precisamente el truco de meter especias a las cosas con calabaza, que ésta no se note tanto ya que por sí sola no tiene mucha gracia.

Excepto si es la calabaza del relleno del empanadico, que a esa le meten también especias (no tantas) pero está misteriosamente buena. La magia del azúcar me imagino.

Pero bueno, estos scones son bonicos, están ricos, y te calientan por dentro. Si no os va la calabaza ni las especias, siempre podéis pasaros por esta receta de Mery de scones clásicos, que es triunfo seguro (y muy fáciles)

Esta receta ha salido a partir de dos intentos, una hoja de cálculo algo grande y unos cuantos vídeos visualizados sobre el tema. El intento 1 se basó en una receta de scone americano, con lo que la mantequilla y el azúcar estaban MUY subidos. A partir de ahí fui investigando y analizando diferentes versiones, y haciendo mis cálculos de grado de humedad de la masa aprox. A base de reajustar convertí la versión inicial a una algo más cercana a la versión inglesa, que aunque ahora mismo no se les quiera mucho, en el tema de las cosas para tomar con té siguen sabiendo lo que se hacen.

Vamos a ello.

Ingredientes para los Scones de otoño (10-14 uds dependiendo de lo grandes y gorditos que los hagas)

Masa

  • 260 g de harina
  • 6 g de impulsor (levadura química tipo Royal)
  • 1 cdta canela molida
  • 3/4 cdta jengibre molido
  • 3/4 cdta de clavo molido o pimienta de Jamaica molida (son similares, si usas clavo puedes poner menos)
  • 1/2 cdta de nuez moscada molida
  • 30 g de azúcar
  • 1 g de sal
  • 75 g de mantequilla fría en cubitos
  • 1 huevo (aprox 60 g)
  • 130 g de puré de calabaza asada
  • 30 g de nata
  • 14 g de melaza (miel de caña)

Para pincelar (opcional)

  • 1 huevo batido
  • Pipas de calabaza crudas, peladas
Receta de scones de otoño
Se puede rellenar. Aquí está con mermelada de melocotón casera.

Elaboración de los Scones de otoño

Calentamos el horno a 200ºC (Siéntete libre de retrasar el encendido hasta que consideres, en función de lo que tarde tu horno en calentarse).

Mezcla en un cuenco la calabaza, huevo, nata y la melaza. Bate bien con un batidor manual de varillas.

Por otro lado, mezclamos y tamizamos la harina con las especias y el impulsor. Añadimos también después el azúcar y la sal.

Añadimos la mantequilla fría cortada en cubitos. Hay que deshacerlo y conseguir miguitas. Para ello hay dos opciones:

a) Usar una picadora.
b) Usar la punta de los dedos para ir frotando cada trocito de mantequilla junto con bastante harina para que se vaya rompiendo.

Una vez la mantequilla esté desmigada, añadimos la mezcla inicial y removemos hasta que el líquido se integre. Quedará una masa ligeramente pegajosa (aunque puede ser muy pegajosa en función del tiempo y tu harina).

Si está muy pegajosa la sacamos con cuidado a un film transparente, la tapamos bien para que no quede en contacto con el aire, haciendo un bloque aplanado, y la mandamos 5-10 minutos al congelador para que se endurezca un poco más y podamos cortarla.

Preparamos la superficie de trabajo con harina espolvoreada, colocamos la masa y la aplanamos con un rodillo también enharinado con cuidado, hasta que mida entre 1.5 y 2 cm de alto. Podemos usar papel de horno para que no se nos pegue, tanto abajo como arriba a modo de sandwich.

Con un aro de unos 6 cm aprox (o lo que tengáis a mano: cortador de galletas o incluso simplemente cortándolo con un cuchillo a cuadrados), cortamos los scones y los pasamos a una bandeja con papel de horno. Pincelamos con huevo batido y colocamos unas cuantas pipas de calabaza a modo de decoración (opcional), pintando después un poco más para que queden fijadas.

Horneamos entre 12 y 15 minutos y sacamos a enfriar sobre una rejilla.

Scones de otoño (con especias) listos para ser horneados
Scones de otoño antes de entrar al horno. Aquí estaba experimentando con las diferentes alturas para ver como quedaban.

Scones de otoño

Myddna
Otoño en un pastelillo para acompañar el té
Tiempo de preparación 45 min
Tiempo de cocción 15 min
Tiempo total 1 h
Plato Desayuno, Postre, Tentempié
Cocina Europea
Raciones 12 unidades

Ingredientes
  

Masa

  • 260 g harina
  • 6 g impulsor levadura química tipo Royal
  • 1 cdta canela molida
  • 3/4 cdta jengibre molido
  • 3/4 cdta clavo molido o pimienta de Jamaica molida son similares, si usas clavo puedes poner menos
  • 1/2 cdta nuez moscada molida
  • 30 g azúcar
  • 1 g sal
  • 75 g mantequilla fría en cubitos
  • 1 huevo aprox 60 g
  • 130 g puré de calabaza asada
  • 30 g nata
  • 14 g melaza miel de caña

Para pincelar (opcional)

  • 1 huevo batido
  • Pipas de calabaza crudas peladas

Elaboración paso a paso
 

  • Calentamos el horno a 200ºC (Siéntete libre de retrasar el encendido hasta que consideres, en función de lo que tarde tu horno en calentarse).
  • Mezcla en un cuenco la calabaza, huevo, nata y la melaza. Bate bien con un batidor manual de varillas.
  • Por otro lado, mezclamos y tamizamos la harina con las especias y el impulsor. Añadimos también después el azúcar y la sal.
  • Añadimos la mantequilla fría cortada en cubitos. Hay que deshacerlo y conseguir miguitas. Para ello hay dos opciones: Usar una picadora o usar la punta de los dedos para ir frotando cada trocito de mantequilla junto con bastante harina para que se vaya rompiendo.
  • Una vez la mantequilla esté desmigada, añadimos la mezcla inicial y removemos hasta que el líquido se integre. Quedará una masa ligeramente pegajosa (aunque puede ser muy pegajosa en función del tiempo y tu harina).
  • Si está muy pegajosa la sacamos con cuidado a un film transparente, la tapamos bien para que no quede en contacto con el aire, haciendo un bloque aplanado, y la mandamos 5-10 minutos al congelador para que se endurezca un poco más y podamos cortarla.
  • Preparamos la superficie de trabajo con harina espolvoreada, colocamos la masa y la aplanamos con un rodillo también enharinado con cuidado, hasta que mida entre 1.5 y 2 cm de alto. Podemos usar papel de horno para que no se nos pegue, tanto abajo como arriba a modo de sandwich.
  • Con un aro de unos 6 cm aprox (o lo que tengáis a mano: cortador de galletas o incluso simplemente cortándolo con un cuchillo a cuadrados), cortamos los scones y los pasamos a una bandeja con papel de horno. Pincelamos con huevo batido y colocamos unas cuantas pipas de calabaza a modo de decoración (opcional), pintando después un poco más para que queden fijadas.
  • Horneamos entre 12 y 15 minutos y sacamos a enfriar sobre una rejilla.

Notas

Tómalos así con algo caliente (té/infusión/café…) y si te apetece, ábrelos por el medio (se les hace la apertura sola) y rellénalos con lo que te apetezca: mermelada, crema de cacao…
Keyword dulce, especias, otoño
Se abren solos! A rellenar.

Sobre Myddna

Desarrolladora web que ocupa sus ratos libres en asuntos aleatorios como coleccionar libretas por encima de sus posibilidades. Y en hacer madalenas. Y panes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.